Carta de una madre a un hijo. Zorionak Zendoa! Gure bihotzean betiko

Carta de una madre a un hijo. Zorionak Zendoa! Gure bihotzean betiko

Ayer 28 de marzo fue el cumpleaños de Zendoa, un joven que con tan solo 34 años fallecía en nuestras carreteras por culpa de un guardarraíl.

Queremos compartir con todos/as vosotros/as la carta que su madre, Lauri, le dedica.

———-

ZORIONAK laztana!!!!

Hoy hace 42 años que te parí. Llegaste al mundo un lunes frío y ventoso, con los montes cercanos nevados, y te echaron de él un domingo templado, de cielo azul intenso, primaveral.

Orgullosa de haberte parido, feliz de haberte tenido, aunque hayan sido pocos años, tan solo 34. Poquísimo tiempo para todo lo que te quedaba por vivir, seguir aprendiendo, disfrutar, poner en marcha proyectos…

Maldito guardarraíl sin proteger que segó tu joven vida de un solo golpe, en un segundo. El dolor de tu pérdida y el gran vacío de tu ausencia ya no me muerden las entrañas, pero siguen presentes cada día en todas las cosas que hago, en todo lo que no podemos compartir, en todas las risas que no podemos hacer. Sigo aprendiendo a vivir sin tu presencia, tu jocosidad y solidaridad, tu buen hacer en la vida y en lo profesional. Es un aprendizaje duro, muy duro, en el que no hay diplomas ni medallas… porque no tiene fin, es permanente. Pero voy logrando sonreír cuando llega tu cumpleaños y recordar con una alegría intensa los que vivimos. Porque ya solo me quedan los recuerdos, pero ¡¡son tan bonitos!!, que puedo celebrar que un 28 de marzo parí un hijo maravilloso del que estoy totalmente orgullosa.

Beti gure bihotzean,

Gure bihotzean betiko!!!